La ola de calor quedó atrás. El viernes fue el último episodio en la Península, las temperaturas se equilibraron en el área mediterránea y empezó a moderarse el calor extremo, aunque fue también el viernes cuando se registró la más alta de las tres olas de calor del verano. Fue en el aeropuerto de Valencia: el termómetro marcó 46,8°. Supuso el máximo histórico que se ha dado en el observatorio valenciano de la Agencia Estatal de Metereología (Aemet), según la delegación de la Comunidad Valenciana del organismo. Y, mientras que en la Península fue moderándose el termómetro, la ola pasó al archipiélago canario, donde el pico se vivió entre el viernes y el domingo sobre todo con noches extremadamente cálidas, por encima de los 30°. Según la Aemet, nueve de sus estaciones en Canarias no bajaron el sábado de 30° en todo el día. “Incluso de 35° en Lomo de Pedro Afonso (Gran Canaria)”, y en Tasarte (también Gran Canaria), la temperatura media diaria fue superior a ¡40°!, registro completamente extraordinario en España”. Ahora, para los próximos días, los termómetros volverán a subir, aunque sin llegar a las cifras de esta semana.

La Aemet prevé para mañana lunes temperaturas máximas en aumento en el área mediterránea y Asturias, y en descenso en Canarias, Navarra, País Vasco y puntos del centro y sudoeste. No obstante, seguirán siendo significativamente altas en zonas del archipiélago o en Andalucía. Y las mínimas irán en descenso en Canarias y cuadrante suroeste peninsular, en aumento en el medio Ebro; y sin grandes cambios en el resto. Las mínimas en Canarias, aún ya bajando, pueden superar todavía los 30°; allí habrá alisios con intervalos fuertes y vientos en general flojos en el resto.

En buena parte del país predominarán cielos poco nubosos, menos en el norte de Galicia y Cantábrico, donde además no se descartan chubascos y tormentas localmente fuertes a primeras horas de la madrugada, y después con probables lluvias débiles dispersas extendiéndose de oeste a este. También habrá intervalos de nubes bajas matinales en zonas aledañas al sur, así como en el área mediterránea peninsular, Estrecho y litorales de Alborán.

Por la tarde, se esperan intervalos de nubes en el cuadrante nordeste peninsular. De forma más dispersa, en interiores del resto del tercio este, con probabilidad de tormentas en general secas, acompañadas de algún chubasco aislado en montaña y que podrían ser localmente fuertes en el medio Ebro. En Canarias la tarde será poco nubosa y habrá calima que irá tendiendo a menos. Para el martes, la Aemet no espera grandes cambios: inestabilidad en el Cántabrico y estable en el resto.

Puedes seguir a CLIMA Y MEDIO AMBIENTE en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal

La información es la primera herramienta contra el cambio climático. Suscríbete a ella.

Suscríbete