Nueve de cada 10 alumnos ingresaron el curso pasado en la carrera que colocaron como primera opción y esta elección no siempre coincide con las necesidades del mercado laboral ―las universidades han empezado a pensar en la empleabilidad, no solo en ofrecer una buena formación―. El ejemplo más evidente son las ingenierías, que han pasado de 402.000 estudiantes en 2002 a los 243.000 el pasado curso, lo que se traduce en un déficit de profesionales extensible a todo el planeta cuando más se necesitan sus servicios. Desde 2015, que se establecieron nuevos planes de estudio con el Plan Bolonia, las universidades han cortado la oferta de títulos en declive ―6,3% menos plazas de Económicas y Derecho, 7% de ingenierías industriales o un 12,7% menos de las ingenierías agrícolas y forestales―, mientras potenciaban las Ciencias de la salud, de enorme demanda (7,4% más plazas), y las de ciencias, por el auge de las Matemáticas (3,3%). Estas son las carreras con mejores expectativas económicas a los cuatro años de graduarse, según datos de la Seguridad Social y el Ministerio de Universidades cruzados por la Fundación Conocimiento y Desarrollo (FCyD), una entidad conformada por grandes empresas españolas.

Medicina

Alumnas de Medicina de la Universidad Autónoma de Barcelona en unas prácticas.
Alumnas de Medicina de la Universidad Autónoma de Barcelona en unas prácticas. Gianluca Battista
  • Sueldo medio a los cuatro años: 38.273 euros
  • Afiliados a la Seguridad Social a los cuatro años: 93%
  • 13 candidatos para cada plaza en una universidad pública
  • Un incremento del 0,5% de alumnos: 43.300 (2015) / 43.561 (2022)

El número de interesados en estudiar Medicina se ha disparado desde 2015: de ocho alumnos por plaza a 13. Es la carrera mejor pagada de España a los cuatro años de graduarse, pero tiene truco. Apenas un 4% tiene un contrato indefinido y un tercio de los doctores ejercen como interinos. La práctica totalidad está terminando el MIR (Médico Interno Residente) ―en el cuarto año de MIR, se acercan a los 2.000 euros netos― tras pasar, al menos, un año preparando las pruebas de acceso. Lograr trabajo no es difícil ―el puesto se adapta al perfil el 99,2% de las veces―, pero las condiciones extrasalariales están lejos de ser las mejores, lo que explica el éxodo de facultativos al extranjero. Los ministerios de Sanidad y Universidades han ampliado este año las plazas de primero de Medicina en los centros públicos, hay 706 más, ante la próxima jubilación de doctores (hasta una falta de 9.000 en 2027, según Sanidad); pero algunos alertan de que se corre el riesgo de que haya demasiados profesionales en el futuro. Un dato les respalda: la fiebre es tal que el número de facultades ha pasado de 28 a 50 en 15 años. Pablo Lara, presidente de los decanos de Medicina, cree que se necesita “dignificar las condiciones laborales de los médicos, no solo retributivas”. Y eso significa que tengan más tiempo para estar con cada paciente, para formarse o incentivar los puestos de difícil cobertura, como la atención primaria.

Prevención de riegos y seguridad laboral

Trabajadores en una obra en Madrid.
Trabajadores en una obra en Madrid. EP
  • Sueldo medio a los cuatro años: 36.920 euros
  • Un incremento del 22% de alumnos: 537 (2015) / 689 (2022)

Entre las carreras mejor recompensadas en salario se cuela esta área de conocimiento de la que se sabe poco, pero no en el caso de Montserrat Iglesias, directora de la Escuela de Prevención y Seguridad Integral de la Universidad Autónoma de Barcelona, que oferta una titulación con ese nombre. Los graduados de la UAB ganan de media al salir 2.550 euros y no pueden cubrir las peticiones de las grandes empresas porque casi todos los alumnos se quedan donde hacen prácticas. Este grado o un máster habilita para ser técnico superior (higiene, ergonomía o seguridad industrial) o para ejercer como jefe o director de seguridad o detective privado. Existe también el perfil de técnico, pero cada vez menos lo quieren cursar en Formación Profesional. “Las empresas son cada vez más conscientes de la necesidad de cubrir no solo los riesgos laborales, si no de implementar un entorno de seguridad laboral para que la gente se encuentre mejor, no coja bajas, prevenir la salud mental… Eso hace que el profesional esté muy demandado”, sostiene Iglesias.

Farmacia

Farmacia del hospital Sant Joan de Deu, en Barcelona.
Farmacia del hospital Sant Joan de Deu, en Barcelona. Gianluca Battista
  • Sueldo medio a los cuatro años: 28.642 euros
  • Afiliados a la Seguridad Social a los cuatro años: 87%
  • Un incremento del 2,3% de alumnos: 18.170 (2015) / 18.600 (2022)

Cada vez la industria ―para investigación, distribución, análisis clínicos o seguridad e industria alimentaria― reclama más graduados en Farmacia, pero las facultades, temerosas de saturar el mercado, son cautas y el número de alumnos se mantiene estable y sin ánimo de aumentar. Muchos llegan rebotados porque no hay plaza en Medicina. Era la primera opción del 60% de los inscritos en la Complutense. No hay datos del conjunto de facultades. “Ha costado mucho equilibrar los interesados con los egresados”, reconoce Francisco Zaragozá, catedrático de Farmacología de la Universidad de Alcalá acerca del número de plazas. “No podemos volver a caer en lo de antes, cuando sobraron farmacéuticos [en la década pasada]”. Eso ha provocado que las boticas, con horarios comerciales, no resulten tan atractivas si no eres el dueño.  La agencia de calidad AQU estimó que en Cataluña los titulados en esta carrera empleados en oficina de Farmacia ha bajado del 57% al 47% en una década y tres de cada cuatro comercios de esta comunidad tienen problemas para contratar. Entre 2017 y 2021, el número de titulados universitarios asalariados menores de 30 años creció a una media anual del 10% y suponen el 37% del total de contratados, según la encuesta de Farmaindustria Empleo en la industria farmacéutica innovadora de 2021.

Ingeniería informática

Un alumno de Informática, en la Universidad de Sevilla.
Un alumno de Informática, en la Universidad de Sevilla.PACO PUENTES
  • Sueldo medio a los cuatro años: 32.654 euros
  • Afiliados a la Seguridad Social a los cuatro años: 83%
  • 1,7 candidatos por plaza en la universidad pública
  • Alumnos,+15%: 40.500 (2015) / 47.600 (2022)

La informática, omnipresente en todas las áreas laborales, es clave en los retos presentes y futuros, lo que explica el interés de las facultades en agilizar la apertura de grados en Ciencia e Ingeniería de Datos, Ciberseguridad e Inteligencia Artificial, cuyos egresados ―van a empezar a salir las primeras promociones― recibirán muchas ofertas. Pero toda plaza es insuficiente y surgen iniciativas privadas, como 42, una escuela presencial y sin profesores (gamificada) en la que Telefónica forma de cero, y además de manera gratuita, para atender a la demanda. “Ahora mismo la demanda es tan alta que las empresas no solo necesitan perfiles universitarios, sino profesionales técnicos cualificados procedentes de formación profesional. El licenciado quiere cubrir una serie de puestos de mando, pero hacen falta posiciones más técnicas”, razonó Luis Miguel Olivas, director de Empleabilidad e Innovación Educativa de Fundación Telefónica en un acto de FCyD.

Enfermería

Una enfermera pediátrica en el Hospital Infantil Universitario Niño Jesús de Madrid.
Una enfermera pediátrica en el Hospital Infantil Universitario Niño Jesús de Madrid. Daniel González (EFE)
  • Sueldo medio a los cuatro años: 31.322 euros
  • Afiliados a la Seguridad Social a los cuatro años: 89%
  • 5 candidatos por plaza en la universidad pública
  • Un incremento del 12,4% de alumnos: 45.800 (2015) / 52.500 (2022).

España ha vivido un auténtico éxodo de enfermeras (el colectivo se hace llamar en femenino) al Reino Unido, pero el interés por estudiar esta carrera, como todas las Ciencias de la Salud, está disparado. La formación es mucho más corta que la de médico ―dos años menos de grado y sin obligación de cursar el EIR (Enfermero Interno Residente) que da acceso a una especialización― y el salario medio no es mucho más bajo (6.900 euros menos). El sindicato de enfermería SATSE denuncia “un déficit crónico y estructural de enfermeras y enfermeros que sufre nuestro país desde hace muchos años” y reclama que se amplíen las plazas en las universidades públicas, como de Medicina, pero por ahora el Ministerio de Sanidad se niega. Según SATSE, en España hay seis enfermeras por 1.000 habitantes, cuando la media europea es de nueve.

Matemáticas y estadística

Facultad de Ciencias Matemáticas de la Universidad Complutense, en Madrid.
Facultad de Ciencias Matemáticas de la Universidad Complutense, en Madrid.JAIME VILLANUEVA
  • Sueldo medio a los cuatro años: 30.964 euros
  • Afiliados a la Seguridad Social a los cuatro años: 76%
  • 2,7 candidatos por plaza en la universidad pública
  • Un incremento del 34,5% de alumnos: 11.000 (2015) / 16.800 (2022)

A principios de siglo, Matemáticas era una carrera a la que se accedía con un cinco, y muchos ―y muchas, porque eran mayoría, aunque luego se han esfumado― la cursaban con el fin de dedicarse a la docencia. En 2009, por fin, se cubrieron todas las plazas y hoy, en medio de la cuarta revolución industrial ―la de internet y las tecnologías de la información―, las empresas se rifan a sus titulados y siete de las 10 carreras con mayor nota de acceso en 2022 fueron dobles grados de Matemáticas con Estadística o Física. Las empresas se disputan a los matemáticos por su capacidad de interpretar el pensamiento abstracto y su mente analítica. Eva A. Gallardo, presidenta de la Real Sociedad Matemática Española (RSME), sostiene que por fin en la sociedad hay “una plena conciencia de su utilidad, porque, al final, detrás de todo hay matemáticas”.

Puedes seguir EL PAÍS Educación en Facebook y X, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites