Lewandowski ve la cartulina amarilla en El Sadar.
Lewandowski ve la cartulina amarilla en El Sadar.VINCENT WEST (REUTERS)

Lewandowski estaba inquieto. Lo estaba en el campo, también cuando hablaba. La pasada semana el delantero azulgrana se había quejado de los árbitros en España. “La Liga no es lo suficientemente atractiva en el juego de ataque. Los árbitros la están matando”, había protestado el polaco en una entrevista en un medio de su país. La temporada no había comenzado dulce para Lewandowski, más allá de que había marcado ante el Villarreal. En Pamplona, Lewandowski se volvía a mostrar frustrado. No estaba de acuerdo con las decisiones del árbitro y se llevó una amarilla por un manotazo a Herrando.

Osasuna

1

Aitor, Catena, Juan Cruz, Jesús Areso (Nacho Vidal, min. 79), Jorge Herrando, Iker Muñoz, Pablo Ibáñez, Arnáiz (Chimy Ávila, min. 61), Aimar Oroz, Rubén García (Kike Barja, min. 61) y Raul García de Haro (Ante Budimir, min. 61)

2

Barcelona

Ter Stegen, A. Christensen (Íñigo Martínez, min. 91), Koundé, Alex Balde, Sergi Roberto (Cancelo, min. 59), Frenkie De Jong, Gündogan, Oriol Romeu (João Félix, min. 79), Lewandowski (Raphinha, min. 91), Gavi y Lamine Yamal

Goles 0-1 min. 45: Koundé. 1-1 min. 75: Chimy Ávila. 1-2 min. 85: Lewandowski.

Árbitro Miguel Ángel Ortiz Arias

Tarjetas amarillas Lewandowski (min. 32), Jesús Areso (min. 40), Frenkie De Jong (min. 82) y Alex Balde (min. 91)

Tarjetas rojas Catena (min. 84)

Regresaban los fantasmas de la campaña pasada, cuando se marchó expulsado de El Sadar. En cualquier caso, lo que más irritaba al polaco era que prácticamente ni olía el área. “Nos ha faltado juego y paciencia, generar más en ataque”, analizó Xavi Hernández. Y añadió: “Mi sensación es que ellos cerraban muy bien por dentro. Nos ha faltado ese uno contra uno, atrevernos más. Defensivamente han hecho un trabajo extraordinario. Nos ha faltado generar más en ataque. Este es un estadio que le va a costar a todo el mundo, muchísimo.”

Lewandowski les insiste a sus compañeros que quiere que le acerquen la mayor cantidad de balones. No le importa si puede ganar la jugada o no. Él quiere asustar con los defensas, medir distancias, tener opciones. “Si tengo cinco oportunidades, será más fácil de marcar que si tengo una”, suele subrayar. Y, cuando parecía que regresaba a Barcelona con un nuevo chasco de Pamplona, el polaco vio la luz. En realidad, la vio el Barça. Chimy Ávila había empatado el duelo y Lewandowski se inventó un penalti. Antes había atacado el espacio y, por primera vez en el duelo, se había plantado frente a Aitor Fernández. No falló el polaco desde los 11 metros. Tuvo su catarsis y descansó: Xavi lo reemplazó en el minuto 91. Paz para Lewandowski y para Xavi.

“Nos hemos vaciado, nos hemos puesto el mono de trabajo y nos lo hemos ganado. No es fácil El Sadar. Hay momentos en los que dominas y otras te dominan, pero muy contento. Son tres puntos muy importantes. Aquí va a costar ganar. Que Cancelo entre por dentro es una posibilidad que hemos hablado para generar superioridades numéricas. João Félix puede jugar de nueve y por la izquierda, me ha gustado mucho su actitud. Nos puede dar muchísimo”, expuso Xavi.

“Es muy difícil jugar aquí siempre. Meten mucha intensidad, el público… victoria importante antes del parón”, intervino Koundé. Gavi, que celebró su partido 100 con el Barcelona, concluyó: “”Hemos mejorado mucho en este tipo de partidos. Hace dos años este partido lo habríamos perdido. El estar metidos siempre en el partido y querer ganar. Esa competitividad la tenemos ahora”.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.